viernes, 13 de diciembre de 2013

Solomillo de cerdo Welligton

ver
Ingredientes:
Para la salsa de mostaza
  • 200 ml de nata liquida de cocinar (18 % MG)
  • 50 gr de vino blanco
  • Una cucharada rasa de mostaza antigua
  • Sal, pimienta
  • 2 o 3 cucharadas de miel, (opcional, es para quitar el fortor de la mostaza
Para la guarnición de frutos secos
  • Una cebolla grande
  • 8 nueces
  • Un puñado de piñones
  • ½ puñado de pasas sultana
  • 50 cl. de moscatel o vino rancio
  • 70 gr de mantequilla
  • Sal
Para la salsa de higos
  • 1 cebolla
  • 4 cucharadas de mermelada de higos
  • 1 cucharada de mantequilla
Para el filete con la pasta de hojaldre
  • Un filete de cerdo (de unos 700 gr)
  • Una plancha de pasta de hojaldre (rectangular)
  • 200 gr de paté de manzana (o cualquier otro nos serviría)
  • 6 trozos de queso
  • 6 trozos de jamón serrano
  • 500 gr de champiñones en laminas
  • Sal y pimienta
  • 1 huevo batido para untar
Elaboración:
Preparamos la salsa de mostaza:
En un cazo, ponemos todos los ingredientes y cocemos muy lentamente.
Iremos removiendo de vez en cuando, hasta que se haga espesa. La consistencia correcta, es cuando pasas una cuchara por el centro y queda la marca.
Preparamos la guarnición de frutos secos:
Sofreímos la cebolla cortada en juliana, juntamente con la mantequilla y punto de sal. Dejamos cocer a fuego suave.
Cuando la cebolla esté transparente, añadimos los frutos secos y las pasas, seguimos removiendo de vez en cuando.
Añadimos el vino dulce, y dejamos reducir, (a fuego muy bajo, puede tardar media hora).
Si hacemos la salsa de higos:
Cortamos la cebolla bien fina, la sofreímos en la misma cazuela que sofreímos la carne, hasta que esté dorada.
Añadimos la mantequilla y la mermelada. Removemos bien, hasta que la mantequilla esté deshecha y quede una textura un poco espesa pero manejable.
Preparación del filete:
Sofreímos el filete a la plancha unos minutos por cada costado, no hace falta hacerlo mucho, ya que acabara haciéndose en el horno.
Reservamos el filete, dejándolo que se enfrié.
Sofreímos lo champiñones en una sartén con aceite a fuego fuerte, añadimos un poco de sal y pimienta, retiramos de la sartén y los dejamos sobre papel absorbente para quitar el exceso de liquido.
Ponemos la plancha de hojaldre  sobre el mármol, de momento lo dejaremos sobre el mismo papel que trae), podemos quitar unas tiras para decorar al final.
Untamos con el paté que tengamos, el centro de la pasta de hojaldre.
Ponemos los champiñones sobre el paté, encima ponemos el queso y sobre esto el jamón serrano.
Y sobre todo el filete que tenemos reservado, terminamos con un poco de jamón y queso.
Nos ayudamos con el papel  para enrollarlo, primero escondemos las puntas para adentro y luego con la ayuda del papel lo vamos enrollando, para sellar la orilla lo pintaremos con un pincel un poco de agua. Damos la vuelta para que quede el sellado a la parte de abajo.
Pinchamos un poco la pasta de hojaldre con un tenedor y decoramos como más nos guste con las tiras que habíamos cortado.
Tal y como esta podríamos guardarlo en la nevera para el día siguiente, envuelto en papel fil.
Calentamos el horno a 200ºC  pintamos la pasta con huevo batido y cuando esté caliente lo metemos al horno de  20 a 25 minutos, hasta que esté dorado.

Dejamos enfriar, lo cortamos y servimos acompañado con la salsa que hayamos elegido.
ver

Esta receta la he copiado del blog de Pili Folch, por si la quereis visitar

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada