domingo, 4 de enero de 2015

Tarta de turrón de jijona (sin horno)


Ingredientes:
Para la base._
  • 1 ½ paquete de galletas maría
  • 100 gr de mantequilla
  • 1 c/s de azúcar moreno
  • 1 c/s de cacao en polvo
  • Un chorrito de leche (templada)
Para la tarta._
  • ½ l. de leche
  • ½ l. de nata para montar 35 % MG
  • 300 gr de turrón de jijona (el blando)
  • 2 sobres de cuajada
  • 3 c/s de azúcar
Elaboración:
Lo primero, preparamos la base y para ello trituramos las galletas, o bien con la picadora o como nos sea más práctico, pero que nos queden bien molidas.
Derretimos la mantequilla en el microondas y se lo echamos a las galletas, calentamos un poco la leche, lo juntamos con en cacao y el azúcar para que se disuelva un poco y lo agregamos a las galletas. Lo mezclamos todo bien, que nos quede una pasta compacta.
Forramos con papel de horno el molde, y cubrimos todo el fondo con esta pasta. Lo aplastamos con una cuchara grande por todos los lados, que no nos quede ningún poro y lo metemos a la nevera para que se en fríe mientras preparamos el resto.
Ponemos en una cacerola la nata a calentar, agregamos el turrón desmenuzado, el azúcar y ¼ de leche que se vaya calentando y deshaciendo el turrón, lo trituramos un poco con la batidora para que se deshaga bien. Lo tendremos a fuego medio y sin dejar de remover.
En el resto de la leche, disolvemos las cuajadas y en el momento que comience a hervir se lo añadimos, (yo lo he pasado por el colador por si había algún grumo, y sin dejar de remover hasta que comience a hervir nuevamente, lo tenemos unos segundos.
Ponemos todo sobre la base de galletas, la dejamos enfriar y una vez fría la metemos a la nevera.
La podemos decorar con lo que más nos guste, puede ser crocante, turrón desmenuzado o lo que más nos guste.

Para hacer el crocanti; picamos unas almendras crudas con el mortero, que no nos quede muy molida.
Las ponemos en una sartén a fuego medio que se nos vayan dorando despacio, cuando comiencen a coger color agregamos una o dos cucharadas de azúcar, (dependerá de la cantidad de almendras) y vamos removiendo hasta que coja color el azúcar.

Retiramos y las ponemos en una bandeja de vidrio y vamos aplastando con una espátula de silicona  hasta que se vayan desprendiendo y queden sueltas los cuadraditos de almendras, una vez frío, lo podemos colocar donde queramos para decorar o darle la utilidad que nos apetezca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada