domingo, 18 de noviembre de 2012

Tarta de manzana con crema


ver


Ingredientes:
  • Una base de pasta brisa

Para la compota:
  • 1 kg de manzanas reinetas o golden
  • 80 gr de azúcar
  • 2 limones

Para la crema pastelera:
  • 2 huevos
  • 150 gr de azúcar
  • 80 gr de harina
  • ½ l. de leche
  • La piel de un limón

Elaboración:
Una vez lavadas las manzanas, las pelamos, cortamos en cuartos, quitamos las semillas, troceamos y vamos poniendo en una cazuela, reservamos una o dos depende del tamaño para decorar luego.
De un limón le cortamos la piel bien fina sin coger lo blanco y reservamos, y hacemos el zumo de los dos e incorporamos a las manzanas junto con el azúcar, lo ponemos al fuego a cocer.
Cuando estén cocidas lo colamos, y el jugo que nos salga lo pondremos al fuego suave para que vaya reduciendo que nos servirá luego para la gelatina que pondremos encima para darle brillo.
Mientras esto se hace, podemos ir haciendo la crema pastelera.

En un bol ponemos los 2 huevos junto con el azúcar y batimos bien, incorporamos la harina, volvemos a mezclar y echamos la leche, todo bien batido ponemos en un cazo y al fuego, batiendo continuamente. Cuando comience a espesar, bajamos el fuego al mínimo pero seguimos removiendo un rato más que siga cociendo para que no nos sepa a crudo la harina.
Separamos  y dejamos enfriar.
Ponemos a calentar el horno a 180º.
Untamos un molde redondo con mantequilla, extendemos la masa, cubriendo bien todas las paredes, y cortamos el resto. La tapamos con papel de plata y ponemos encima peso, como garbanzos, que cubra el fondo para que no suba y la metemos al horno 15 minutos.
Cuando ya lo tengamos todo, untamos la base con una clara batida, (esto es para que no se humedezca la masa cuando incorporemos la crema), extendemos la crema repartida por toda ella, luego la compota de manzana del mismo modo.
Cortamos las manzanas que habíamos reservado en láminas bien finas y las vamos colocado por todo el molde en círculo, que nos queden un poco montadas, y lo metemos al horno  45 minutos, hasta que veamos que esta dorada  por encima.
Ponemos a calentar la gelatina que teníamos reservada unos momentos antes que vayamos a sacar del horno.
Sacamos la tarta del horno y repartimos la gelatina por toda ella, nos podemos ayudar con una brocha de silicona para repartir mejo.
Dejamos enfriar y ya la tenemos lista para degustar. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada