sábado, 5 de enero de 2013

Crema de marisco

ver


Ingredientes:
  • 250 gr de gambas
  • 250 gr de langostinos
  • 200 gr cigalas
  • ½  kg mejillones
  • 2 tomates maduros
  • 1 patata grande
  • 2 puerros
  • 1 ó 2 cucharadas de philadelphia o un chorrito de nata líquida
  • ¼ de vaso de  brandy (opcional)
  • Aceite, pimienta y sal

Elaboración:
Lavamos bien las verduras y las cortamos en trocitos, pelamos la patata y la cortamos en rodajas o en cuadraditos y la reservamos en agua para que no se nos oxide.
Separamos las cabezas del marisco y el caparazón. Reservamos por separado, un lado la cabeza y caparazón y por otro lado la carne.

Hervimos los  mejillones bien limpios, ponemos a hervir medio vaso de agua, cuando rompa a hervir añadimos los mejillones, tapamos la cazuela y cocer 3 minutos. Reservamos el liquido  de la cocción y sacamos los mejillones de las valvas.
Rehogamos las cabezas y caparazones del marisco  en una cazuela, con 3 cucharadas de aceite a fuego suave; aplastándolas con una cuchara para que suelten todo el jugo.
Agregamos el brandy, y dejamos cocer un minuto para que se evapore el alcohol.
Incorporamos el tomate y los mejillones limpios y cocemos 10 minutos más a fuego suave. Agregamos el líquido de cocción de los mejillones y la cantidad justa de agua para cubrirlos, ya que el exceso de líquido podrías diluir el sabor del caldo. Dejamos cocer a fuego medio 15-20 minutos, espumando de vez en cuando.
Colamos el caldo con un colador fino o el chino, presionando fuertemente para extraer todo el jugo.
Ponemos nuevamente el caldo en la cazuela e incorporamos la patata, el puerro y las colas de las gambas y los langostinos. Las colas de las cigalas las reservaremos para la presentación.
Lo dejamos cocer a fuego suave entre 15 a 20 minutos, hasta que las patatas estén tiernas.
 Añadimos el queso philadelphia o un chorrito de nata líquida. Trituramos bien con la batidora hasta obtener una crema homogénea. Si queremos que nos quede más fina, podemos pasarla por el chino o colador.
Rectificamos de sal.
Marcamos las colas de las cigalas en una sartén o plancha, medio minuto por cada lado y la ponemos en el centro del plato un poco de trufa rallada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada